¡Ayúdanos a mejorar la Ayuda de EA! Completar encuesta No, gracias.
MENÚ MENÚ

Descubre qué hacer si los gráficos de tu juego para PC no se ven como deberían.

Requisitos del sistema Actualizar controladores Desinstalar y reinstalar Cambiar la configuración del juego Crear un perfil de juego Desactivar el overclocking ¿Sigues teniendo problemas?

Los juegos para ordenador han avanzado mucho en poco tiempo. Hace 20 años, hubieses necesitado un ordenador de sobremesa para jugar al juego del que ahora disfrutas en tu móvil. Contamos con un equipo de diseñadores y artistas de gran talento trabajando en nuestros juegos y queremos que disfrutes de su obra en las mejores condiciones.

Es importante comprobar los requisitos del sistema (a veces llamados especificaciones mínimas) del juego para asegurarte de que funcionará bien en tu ordenador.

Descubre cómo comprobar los requisitos de los juegos para PC.

El cumplimiento mínimo de los requisitos significa que el juego se ejecutará en tu ordenador, no que el desempeño será el adecuado si se configura al máximo nivel. Si tu equipo apenas cumple los requisitos mínimos, tendrás que sacrificar un poco la calidad de los gráficos para conseguir un mejor rendimiento.

Si estás cerca de los requisitos mínimos, intenta no ejecutar otros programas en segundo plano mientras juegas para que tu ordenador puede invertir toda su potencia de procesamiento en el juego.

Incluso si el juego básico funciona en tu ordenador, es posible que, más tarde, las expansiones o las actualizaciones futuras del juego no lo hagan.

Asegúrate de que los controladores de tu tarjeta gráfica estén actualizados. Es importante. La mayoría de los fabricantes de tarjetas gráficas publican nuevos controladores tras el lanzamiento de juegos grandes. No podrás jugar a algunos de nuestros títulos hasta que no instales el controlador más reciente.

Para descargarlo, primero debes descubrir qué tarjeta gráfica tienes.

Para PC

  1. Haz clic en el botón de Inicio.
  2. Abre el cuadro de diálogo Ejecutar.
  3. Escribe dxdiag y pulsa Intro.
  4. Cuando aparezca un cuadro emergente, haz clic en la pestaña Pantalla para ver qué tarjeta gráfica tienes.

Para Mac

  1. Haz clic en el icono de Apple de la parte superior izquierda de la pantalla.
  2. Haz clic en Acerca de este Mac.
  3. En el cuadro emergente verás tu tarjeta gráfica junto a Tarjeta gráfica.

Cuando sepas cuál es tu tarjeta gráfica, ve al sitio web del fabricante para buscar, descargar e instalar el controlador más reciente para tu tarjeta:

Realiza una instalación limpia del nuevo controlador para que hayas menos posibilidades de que los controladores antiguos interfieran con él.

Los problemas con los controladores gráficos se dan si instalas un controlador sin hacer una instalación limpia y ya hay otros antiguos.

Para solucionarlo, intenta eliminar todos los controladores gráficos de tu sistema y vuelve a instalar la última versión:

Si tu equipo cumple apenas con las especificaciones mínimas, puede que tengas que ajustar las opciones de gráficos del juego para que funcione mejor.

La forma de acceder a las opciones de gráficos es distinta en cada juego. Suelen estar en el menú principal, en el menú Opciones, en el apartado Vídeo u Opciones de gráficos.

Una vez allí, disminuye alguna de las opciones de la configuración y reinicia el juego para que se apliquen los cambios si se te solicita.  

La mayoría de los ordenadores tiene un procesador capaz de ejecutar gráficos básicos, pero para sacar el mejor partido a tus juegos debes ejecutarlos con una tarjeta gráfica (GPU) dedicada.

La mayoría de los juegos más recientes no se ejecutará bien, o no lo hará del todo, sin una tarjeta gráfica dedicada.

Para asegurarte de que tu equipo siempre usa la tarjeta gráfica dedicada para jugar, configura un perfil de juego. Esto es especialmente importante si juegas desde un portátil.

Los fabricantes de tarjetas gráficas ofrecen diferentes formas de configurar perfiles de juego. Elige tu fabricante:

AMD

  1. Asegúrate de haber descargado e instalado los últimos controladores para tu tarjeta y la última versión del software AMD Crimson Radeon.
  2. Haz clic con el botón derecho del ratón en cualquier zona libre del Escritorio y seleccionaConfiguración de AMD Radeon.
  3. Cuando se abra la ventana de Radeon, haz clic en la pestaña Juegos.
  4. Elige Configuración global.
  5. Marca la opción Eficiencia energética como Desactivada.
    • De esta forma, tu equipo siempre usará la tarjeta gráfica dedicada y aumentará su potencia. Puedes desactivar esta opción cuando hayas terminado de jugar.
  6. Descubre más cosas sobre la creación de perfiles gráficos para jugar en el sitio web de AMD.

NVidia

  1. Asegúrate de descargar los últimos controladores de la tarjeta y el panel de control de NVIDIA.
  2. Haz clic con el botón derecho del ratón en cualquier zona libre del Escritorio y selecciona Panel de control de NVIDIA.
  3. En la columna izquierda del Panel de control de NVIDIA, haz clic en Configuración 3D y en Controlar la configuración 3D.
  4. Haz clic en la pestaña de Configuración de programa y pulsa el botón Agregar.
  5. Mediante Internet Explorer, busca el archivo de programa (*.exe) del juego para el que desees crear un perfil.
    • Por ejemplo: para añadir un perfil de Los Sims 4, tendrás que encontrar la carpeta de Los Sims 4 en tu ordenador y, a continuación, seleccionar TS4.exe o TS4_x64.
  6. Haz clic en Agregar programas seleccionados, busca el Modo de administración de energía en el menú desplegable y selecciona Máximo rendimiento.

Overclocking significa usar un software para acelerar la velocidad del procesador (puede ser el procesador principal o la GPU). Muchas tarjetas gráficas ya vienen con esta opción de serie, lo que significa que se han configurado para que se ejecuten más rápido que su velocidad base, pero dentro de unos límites de seguridad.

Aumentar la velocidad aún más (mediante software especial o alteraciones como las de la configuración Radeon para tarjetas AMD) puede conllevar problemas de sobrecalentamiento y de estabilidad.

Cambiar la velocidad a su ajuste predeterminado es un primer paso importante para resolver problemas.

Si tu equipo funciona mejor a la velocidad de reloj predeterminada, puede que el problema derive del overclocking.

Echa un vistazo a la lista de síntomas para descubrir algunas causas posibles:

Imagen cortada

Puede suceder por muchas razones, pero normalmente es porque el juego se está ejecutando a una frecuencia de refresco superior a la que soporta tu monitor.

Puede que hayas oído que desactivar la sincronización vertical puede suponer un mejor rendimiento, pero si estás viendo la imagen cortada en el juego, te recomendamos que vuelvas a activarla para solucionarlo.

Microstuttering

El microstuttering (pequeños temblores y sacudidas en las imágenes en movimiento) puede darse cuando un juego no está correctamente optimizado, especialmente si es jugable con varias versiones de Direct X.

En ocasiones, puede solucionarse desde la configuración de vídeo del juego, desactivando la última versión de Direct X y reiniciando el juego. Una vez que lo hayas hecho, presta atención a las notas de parches del juego para ver cuando podrás reactivarla.

El microstuttering también puede deberse a un problema con los controladores, ya sea un conflicto entre controladores o que el último controlador de la tarjeta gráfica no funciona bien con tu nuevo juego. Puede que solo tengas que esperar a que haya un nuevo controlador disponible para solucionarlo.

Rubberbanding

El rubberbanding (que hace que tu personaje corra como si tuviese una cinta elástica pegada que lo devuelve a su posición de inicio) suele ser un problema de conexión (latencia alta o una conexión inestable) más que un problema de los gráficos.

Arcoíris o artifacting verde

El artifacting ocurre cuando una serie de píxeles de tu pantalla cambia de color, normalmente a verde o rosa brillante o como si fuese un arcoíris y permanece así independientemente de lo que esté pasando en la pantalla.

Esto significa que la tarjeta gráfica está bajo mucha presión, sobrecalentada o que tiene un problema de hardware.

Si tu ordenador es de sobremesa, comprueba que tu tarjeta esté bien colocada y que los ventiladores funcionen bien.

No abras el ordenador si hacerlo supone la anulación de la garantía o si no tienes mucha experiencia manejando el hardware del ordenador. Si piensas que puede haber un problema con tu hardware, consulta con un profesional.

Otros problemas

Para otros problemas de tu PC, puedes probar a utilizar CCleaner para eliminar problemas y errores.

Aunque EA aconseja el uso de CCleaner, no cuenta con soporte para este programa. Úsalo únicamente bajo tu responsabilidad. Sigue las instrucciones de instalación directamente desde CCleaner al instalar y configurar el programa. Puedes encontrar ayuda en la página de asistencia de CCleaner.

EA no se beneficia de ninguna forma, ni monetariamente ni de otras maneras, por publicitar este programa.

Contacto

¿Te ha resultado útil este artículo?

A 0% de 0 jugadores les ha resultado útil.

 

Contenido relacionado de EA

¿Te ha resultado útil este artículo?

A 0% de 0 jugadores les ha resultado útil.

 

X